SCREAM: SOLO SCREAM

Muy buenas tardes o noches queridísimos y putrefactos lectores. Hoy tenemos una autopsia bastante especial. Pues como mencionamos en pasados #Coffincinema la espera terminó y la quinta entrega de la franquicia que revolucionó el slasher por fin llegó a las salas de estreno y cautivó a muchos fanáticos del asesino con máscara de fantasma puesto que lo prometido también llegó en forma del cast original. Pero eso no es todo, sigue leyendo para disfrutar de una autopsia completa de SCREAM.



Han pasado 25 años desde que la primer tragedia para Sidney Prescott (Neve Campbell) llegó a ver la luz. Scream se caracterizó siempre por cargar el estandarte de convertirse en el ícono de un nuevo slasher a finales de los 90. Que no sólo le dio una bofetada de gracia al género, si no de paso a todas las películas de terror. Fue la crítica y sátira ácida que el cine necesitaba en su momento para trascender a una nueva era moderna. Los clichés, los giros de tuerca, la trama revisitada que otras películas no paraban de regalarnos. Todo eso y más lo vimos reflejado en esta película que Wes Craven (Nightmare on elm street) nos dejó como legado.

En esta cinta nada pretenciosa pero muy ambiciosa que se burla de otras como de si misma, ojo, sabiendo perfectamente como ejecutar su intención para no llegar a ser una parodia, seguimos a un grupo de adolescentes estudiantes en el pueblo de Woodsboro que son testigos de crímenes atroces que comenzaron por cobrarse con la vida de una de sus compañeras de colegio (Drew Barrimore).

A lo largo de la trama, Scream nos fue regalando una sátira construida con base en una historia como ejemplo en la que vamos desenmarañando todas las pistas hasta llegar al clímax, que nos regala frases épicas, memorables y escenas que se volverían entrañables para el cine de terror y horror en general.

El cariño y el recibimiento que tuvo la cinta llevó inevitablemente a más secuelas de la misma, que si buen no funcionaron tanto como la primera, Ghostface si se posicionó dentro de los grandes personajes en el slasher.

Aún hace 10 años cuando tuvimos la última cinta de Scream, estaba planeado renovarse para una nueva trilogía con el personaje de Kirby Reed (Hayden Panettiere) como protagonista.



Lamentablemente esto nunca ocurrió ya que nuestro director estrella, Wes Craven nos dejó para mudarse a otro plano de existencia, dejándonos con muchas películas icónicas y el corazón negro un poco apachurrado. Sin embargo aún se espera el regreso de Kirby para nuevas secuelas en un futuro, ya que todo indica que ella si sobrevivió.


Sin más rodeos vayamos directo a SCREAM (2022). Nombrada únicamente así para hacer referencia a un reinicio, así como lo han hecho algunas de sus franquicias contemporáneas como HALLOWEEN (película de 2017) y CHUCKY (serie de Syfy 2020).


Más que nada esta nueva cinta se siente de pies a cabeza como un homenaje a su primera película, así como a su creador. La historia no nos entrega nada que no se haya visto antes en Woodsboro, sin embargo la carga nostálgica de nuevo es protagonista y es el recurso infalible para el regreso de Ghostface, más triunfal que antes. Scream (5) nos vuelve a poner sobre la mesa la evidente falta de evolución en el género y se adelanta a la par de sus hermanas para volver a criticarlas de la misma forma en que la hizo. Es decir, la misma fórmula pero actualizada. Respetando en toda regla lo que alguna vez creó Wes, lo que la convierte en una versión más fresca de sí misma, volviendo a funcionar y volviendo a ser visible para aquellos que no la conocían de nada.

Esperando no haber hecho tanto spoiler, les invito que si aún no han tenido la oportunidad de verla en cines, ¡Corran ahora mismo! Porque podrían estarse perdiendo de una nueva referencia del cine futuro.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo