Music of suicide written in red



Acordes disonantes rompen la calma marchita de la Morgue, a lo lejos comienza a escucharse otro sonido; más crudo y visceral. Pone los pelos de punta de todos los cadáveres que tenemos en las planchas. ¿De qué se trata y por qué es capaz de perturbar incluso a los muertos más muertos? Cada embalsamador deja lo que está haciendo y escucha con atención, uno incluso se ha quedado con la mano metida en las entrañas de un cuerpo blanco.

Nadie se mueve, nadie dice nada.


Y el sonido visceral se convierte pronto en gritos, en guturales lamentos acompañados con el rápido golpeteo de una violenta batería. Si el infierno tuviera un sonido característico seria ese. En la mirada vacía de los caídos se podrían ver reflejadas las llamas del averno alzarse al ritmo de ésta sinfonía maldita. El fuego avivado por los visitantes de la Morgue el día de hoy tiene su opuesto en sus mismos orígenes, estos sonidos oscuros nacen de climas duros, de inviernos eternos que inevitablemente conducen a un estado de indolente melancolía donde una de las pocas (si no es la única) salida es la música. No solo son demonios, cruces invertidas e iglesias en llamas. Es una autentica necesidad de romper con lo establecido y crear a través del dolor y odio que les causaba la vida misma.


Y hablar de música violenta es hablar de géneros oscuros.

Si hablas de géneros oscuros indudablemente hablarás del black metal.

Y si hablas del black metal inevitablemente contarás las polémicas que en su tiempo fueron noticia de un par de integrantes perturbados, satanistas, nihilistas y fascinados con la muerte como lo fueran Per Yngve Ohlin, Euronymous de la banda Mayhem, o Varg Vikernes de Burzum.



Este día en Reportum Pandemonium daremos un breve recorrido por inhóspitos y helados paramos teñidos de sangre, especialmente porque el 16 de enero pasado se cumplirían 53 años del nacimiento de Per Yngve Ohlin, cantante de Mayhem también conocido como Pelle. Y Pelle tenía la certeza de no pertenecer a este mundo, artísticamente otro de sus motes era Dead. Y Dead era un músico que representaba el mismo papel suicida dentro y fuera del escenario. Antes de salir a cantar olía una bolsa que siempre cargaba consigo, en cuyo interior siempre había un animal muerto (el primero fue un cuervo) ''inhalar el olor de la muerte'' lo inspiraba, más allá también coleccionaba animales muertos debajo de su cama. Se mutilaba en directo, se pintaba el rostro para parecer un cadáver, ENTERRABA su ropa como otro ritual más para sentirse más cerca de la muerte, sombra sigilosa que lo había acompañado de cerca desde niño.

"Antes de los espectáculos, Dead solía enterrar su ropa en la tierra para que pudiera pudrirse y conseguir saber que significaba realmente estar bajo tierra. Era un cadáver en un escenario. Una vez incluso nos pidió que lo enterraran a él mismo en la tierra... que quería que su piel se volviera pálida".

Y Dead, este cadáver decadente vivía con Øystein Aarseth, conocido como Euronymous y como el guitarrista de Mayhem. Vivían en una cabaña en el bosque, alejados al sur de Oslo. Y este par ya crispaba los nervios de los demás integrantes de la banda. Y Dead se sumió más y más en la oscuridad hasta que un día dio el salto definitivo al abismo.

Los conocedores y seguidores del genero ya sabrán lo ocurrido, pero para todos aquellos mis demás lectores trataré de ser breve con los mórbidos sucesos:


El 8 de abril de 1991, Dead se cortó las muñecas y la garganta con un cuchillo. Desangrándose y en su desesperado intento por sentir en su totalidad a la descarnada velando sus ojos, decidió que sus primeros métodos no eran suficientes. Como acto final tomó una escopeta y se pegó un tiro en la cabeza.

Entre las líneas de su breve nota de suicidio se leía un "Perdonen toda la sangre". Euronymous, su roomate fue quien encontró el cuerpo pero antes de llamar a cualquier autoridad fue a una tienda, compró una cámara desechable y fotografió la grotesca escena que sería poco después portada del álbum Dawn of the Black Hearts. Recogió de entre la sangre algunos trozos del cráneo de Pelle, con los que hizo un macabro collar y otros más, a manera de sombrío homenaje los repartió entre músicos que consideró ''dignos''


Su muerte no fue sorpresa para nadie, sus compañeros de banda declararon que era algo que ya se veían venir, solo faltaba la certeza de cuándo, dónde y de qué forma.


Su reemplazo llegaría bajo la forma y nombre de Varg Vikernes y lo que hubiese empezado como el inicio de otra época dorada para la agrupación poco a poco se convirtió en una bomba de tiempo cargada de odio, rivalidad y agresividad.

Euronymous tenía oscuros planes de asesinar a Vikernes, pronto saldría en las noticias que tales planes habían fracasado y tomado una victima totalmente diferente en el camino. El 10 de agosto de 1993 los dos se reunieron con la excusa de hablar de contratos y negocios y en el desenlace tétrico de este teatro iracundo, Vikernes poseído y furioso asesinó al escuálido guitarrista.

Euronymous recibió 22 puñaladas en el cuerpo y 1 en la frente. Fue entonces que sus ojos se tornaron blancos, su cuerpo se retorció como un alambre y cayó al suelo sobre un charco rojo.

Varg fue condenado con la pena máxima por homicidio y por cargos de piromanía hacia varias iglesias centenarias noruegas. Icónico es el vídeo donde le dictan la sentencia, ya que se de ver a este diablo de melena rubia sonreír burlonamente por unos instantes a la cámara.



Tras 16 años encarcelado, Varg Vikernes salió de prisión, bajo libertad condicional por buena conducta, el 24 de mayo de 2009.

La reforma del mal, o como le quieran llamar, la historia del black metal es un río tumultuoso, un cuento de suicidio, un cuento de muerte y Satán en persona tiene sus historias favoritas a cambio de un alto precio.


 

Hay mucho que hacer en la Morgue, los cuerpos siguen acumulándose y entre tanto ajetreo es imposible darse abasto ante las notas que he estado escribiendo para ustedes y prometo podrán leer pronto. Hay fechas memorables, noticias espectrales y más efemérides macabras.


Con cariño putrefacto, Tenebris C.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo