Cupido... ¿ASESINO?

Fieles seguidores del séptimo arte más oscuro... Estamos en el mes del amor, y no sólo el mes, también nos toca leernos justo en la semana del ya conocido y capitalista 14 de Febrero ó día del amor y la amistad. En la morgue nos esforzamos mucho para traerles el mejor contenido en cada fecha especial por lo que espero les guste este post con el que recibimos a la tierna representación de Eros como un querubín lanza-flechas.


VALENTINE

También conocida como "Día de venganza" o "Un San Valentín de Muerte" es una película lanzada a inicios de década de los 2000's que si bien (pongan atención) no es tanto una amplia recomendación como las que normalmente les escribo, por algunas razones creo que vale la pena revisitarla veinte años después y hacerle una buena autopsia.


Scream (1996) dejó una estela luminosa difícil de alcanzar una vez que revivió y literalmente re inventó el ya sepultado género slasher. Muchas otras películas intentaron replicar su fórmula, algunas con éxito y otras no tanto. Valentine llegó a últimas antes de que el género se fuera de nuevo al piso y ese factor influyó bastante para que sus buenos elementos, (que aunque no fueran muchos) pasaran desapercibidos puesto que la audiencia estaba harta de slashers que parecían una calca de Scream en los cines una y otra vez y es en parte muy cierto pues hay elementos que encontramos familiares siempre cayendo en los mismos lugares comunes así que al verla no eleven sus expectativas al máximo.


A pesar de esos puntos débiles, la película que en un principio iba a ser protagonizada por Jennifer Love Hewitt (Sé lo que hicieron el verano pasado) plantea una historia a partir de la venganza como su motor principal. Tiene al peculiar asesino enmascarado con la imagen de cupido (muy ad hoc para las circunstancias. Y tiene personajes con los que poco podemos empatizar, sin embargo logran que a uno que otro le tomemos cariño.

Está llena de caras conocidas e icónicas de la época con atinados momentos de suspenso y muertes creativamente temáticas.

La raíz del asesino nos transporta a su infancia en la que durante un baile de San Valentín, Jeremy Melton es rechazado por sus compañeras de forma cruel, años después regresa para tomar venganza contra sus agresores.

Bien así, no podemos decir que el terror nos llega en formas para fechas especiales de todo tipo y San Valentín no podía quedarse atrás.

Es momento de alistar las palomitas e invitar a tu cita para disfrutar de las cintas que nos ofrece el día de los enamorados.



Entradas destacadas