3:45

A la Morgue llegó el cuerpo de una chica sosteniendo un diario entre sus manos...con el fin de conocer su historia empezaremos a leer una hoja del mismo cada que ella nos lo permita, es la única forma de conocerla ya que sólo repite el nombre de la Señora V y de cómo ella la trajo aquí... Primer entrada del diario:


Mi relato, como el de muchos, empieza con el despertador sonando a las tres cuarenta y cinco de la madrugada. Beep… beep… y su terrible agudo despertándome. ¿Por qué las historias de fantasmas y demonios siempre están relacionadas a esa hora? Hace diez días, noches, madrugadas o lo que sea, que el reloj me despierta a esa hora. Mi cabeza comienza a dolerme profundamente y las migrañas no me permiten pensar con claridad. En el trabajo me han dado un ultimátum: O pones mayor atención en los detalles o pronto perderás tu trabajo. Todo porque confundí los días de entrega. La verdad no tengo muy claro cuando termina y comienza un día.


A esa hora la casa luce diferente. Puedo ver los antiguos muebles que la habitaban y el tapiz de la sala ya viejo. Una mujer está sentada en el sofá junto a la puerta de la entrada. Su cabeza gacha, mirando un algo que trae en las manos. Tienes noches que veo a esa mujer justo en esa posición. Diana, quien me ayuda con la limpieza, me dijo que investigaría lo que pasó en esta casa antes de que yo llegara. Han pasado tres días en los cuales se supone tendría que haber regresado. Hablé a su número y se encuentra fuera de servicio.

Ayer mientras trabajaba en la sala, pude ver cómo esa misma mujer entraba al estudio. La puerta se azotó tan fuerte que el vidrio se rompió. Un cristal más y el mensaje no queda claro. Es la primera vez que la veo a plena luz del día. No sé con quién podría hablar de esto. Esta casa tiene el poder de ponerte triste, de hundirte en un abismo de miedos. La luz del sol apenas la toca y no distingo los días de la noche. Poco a poco estoy perdiendo todo. Hay días en los que no salgo de mi cama y el miedo de vivir me paraliza. Las cuentas, el saldo en el banco que comienza a quedarse en ceros y esta soledad del corazón me confunden. Quisiera que este miedo de existir desapareciera al despertar y que estas alucinaciones desaparecieran para siempre. La edad no ayuda a superar los miedos. ¿Qué es lo que está pasando?





Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags