El pacto

“Yo Victoria, evoco tu nombre y poder. Maestra de los espíritus rebeldes. Señora V, yo te invoco. Háblale a este cuerpo. Ven a mí. Ven a mí. Ven a mí. Manifiéstate, estoy aquí. Renich Tasa Uberaca Biasa Alzar Señora V.”

Las luces se apagaron. Mi cuerpo dejó de ser mío, mis palabras nunca lo fueron. Hablo desde la noche, desde la noche hablo. Libérame.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.