La Despedida

No sé quién eres pero todos los días te escribo.

Me siento a escribir sobre cómo eres, sobre cómo somos juntos y sobre cómo es nuestro futuro.

Veo nuestra vida a través de una máscara que a veces me asfixia y que me hace saber que no soy un humano, no pertenezco a este mundo.

Sueño que tú tampoco perteneces, que viajas en el tiempo y que has decidido quedarte en este año por mí, pero los días se acaban y se está yendo el año.

Se siente como si me hubiera dado un golpe fuerte en la cabeza y está borrando mi tiempo, se lleva mis recuerdos, te lleva a ti pero no me lleva contigo.

Así se siente el olvido, la pérdida y la nada, como el fin de año, como despertar de un sueño que ya se está borrando.

Seguramente alguna vez supe quién eres y cuando vuelva a abrir los ojos habré olvidado que escribí esta carta.

Adiós recuerdo, adiós nostalgia.

Entradas destacadas