M

Su nombre era M porque ya había olvidado cómo era completo El mundo ya no lo conocía él tampoco recordaba quién era, los únicos que quedaban eran los demonios, ellos nunca se van Un juego que salió mal y una advertencia que M no entendió bien fueron lo único que se necesitó para mandarlo a un coma permanente. Dicen que si le cuentas un secreto abre los ojos y que si lo dejas dormir en tu cama te contará a dónde lo llevaron los demonios. Mientras tanto M guarda silencio y espera que alguien lo recuerde.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.