Cyborg

Como siempre se ha sabido, los seres humanos tienen una fijación por la inmortalidad, han intentado todo tipo de cosas, desde los alquimistas hasta los grandes inventores.

Desde luego, muchas de esa veces han fallado pero con el tiempo fueron mejorando, llegó el año 2020 donde la tecnología estaba prometiendo mantener la vida de un ser humano más tiempo que otras veces y esto era gracias a la combinación de dispositivos tecnológicos en lugar de partes orgánicas.

Lo que nos llevaba a una revolución de lo natural hacia lo tecnológico.

Las personas comenzaron a mutilar sus extremidades para insertarse partes robóticas, con la finalidad de tener mayor capacidad en ciertas actividades y eliminar cierto tipo de dolores y complicaciones. Poco a poco se empezó a notar que los humanos lograban cosas extraordinarias, podían saltar 10 veces su tamaño, correr tan veloz como un coche, cargar toneladas de peso con solo el mínimo esfuerzo y todo esto se lo debían a la tecnología. Se fueron obsesionando con esa perfección que solo les podía brindar las partes robóticas y de solo ser las extremidades fueron avanzando hacia otros órganos, cambiaron sus ojos por cámaras ultra potentes que podían hacer zoom en cualquier parte deseada y podía atravesar paredes para ver detrás de edificios o cualquier barrera. La vida privada dejó de tener ese privilegio y comenzaron cada vez más peleas, los ricos podían pagar casi cualquier modificación, mientras que los pobres tenían que ingeniárselas para modificar también su modo de vida, pues se estaban quedando atrás y como siempre, la adaptación estaba ganando.

Cada vez más los humanos se convertían en máquinas y olvidaban su función principal en la tierra. Había envidia, guerra por obtener materiales más potentes. Los viajes a otras galaxias fueron posibles pero solo con el fin de conseguir elementos que nadie más hubiera descubierto para poder crear cosas cada día más extraordinarias.

El promedio de vida se había prolongado a 200 años y aunque había muchos teniendo ese privilegio, las nuevas generaciones morían jóvenes, pues el poder de tenerlo todo era tan grande que las primeras generaciones mandaban matar a las últimas. Cada año se modificaban y se sustituían por la última tecnología. Ya no comían, ya no dormían, solo necesitaban recargarse 2 hrs al día en un enchufe cómodamente en su casa.

Sin darse cuenta fue así como las máquinas sustituyeron a los humanos, se veía venir desde el inicio pero francamente a nadie le importaba porque al sustituir las terminaciones nerviosas, la gente empezó a dejar de sentir, no había dolor pero tampoco había placer. Dejaron de existir los sentidos y así el mundo se fue haciendo cada vez más frío.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.