El amor tiene su propio infierno

Este es el infierno, está lleno de recuerdos, de voces que se cuelan por los recovecos. Quiero dormir. Cierro los ojos. Aquí no se puede soñar. La diferencia entre el cielo y el infierno es la esperanza, de contemplar un destino con ilusión. El amor está lleno de ilusiones, pero el mío lo rodea la obsesión, el deseo. A diferencia de la espiral, el círculo se repite infinitamente.

¿Dónde estás? Existe un infierno para lo que han amado demasiado o han sufrido por amor. ¿A caso no me quisiste? Esperé sentada en el río tu llegada. Estaba agitado, esperábamos compañía. No has llegado. Necesito encontrarte. ¿Dónde estás? Estoy perdida sin ti.

Las almas que están predestinadas se encuentran. Te encontré en otro cuerpo y tú me encontraste en ella. Sólo los rostros cambian en el amor. Lamento no poder comprender esto a un nivel superior. Tocabas su cuerpo, aunque me miraras en sus ojos. Yo que te amo tanto…

Ven a mí, ven a mí…

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.