Un final feliz...en Hollywood


La semana pasada fui al cine con Boni, él insistió en ver la nueva película de Quentin Tarantino ya que había escuchado que tenía un final feliz, y él adora esos finales, así que compré los boletos.

Entramos a la sala y desde el inicio podíamos ver que iba a ser una película de culto.

Yo soy muy fan de los westerns así que disfruté toda la primera parte de la película.

En la segunda parte fue un poco distinto, no podía con la angustia que sentía cuando veía a Sharon Tate llegar a la edad de su muerte y más aun cuando la vi embarazada.

Boni notó mi preocupación y volteó a decirme que no me preocupara, que es una película con un final feliz. Al final, si ya vieron la película, sabrán a qué se refería él; todos salieron del cine felices, sin embargo yo salí sintiendo nostalgia de lo que pudo haber pasado.

Volvimos a la Morgue y ahí tengo el libro llamado "Cadáveres Exquisitos" de Thomas Noguchi, lo tomé y usando una flor como separador, leí sobre la autopsia de Sharon Tate.

En el libro no hay mayor explicación del por qué, se enfoca más en las múltiples cuchilladas que la atravesaron y en una simulación de ahorcamiento. Cuenta cómo en la cárcel corría el rumor de que ella peleó por su vida porque quería ver a su hijo nacer y cómo los seguidores de Manson la mataron de la forma más cruel que pudieron.

Es increíble cómo Noguchi, conocido como "El Vampiro de Hollywood" veía la belleza aun en los cadáveres. El libro siempre me ha cautivado y él ha sido un gran maestro para aprender a embalsamar; pero la tristeza de los hechos me seguía acosando.

Cerré el libro y Boni estaba ahí sonriendo.

-Recuerda que los muertos nunca se van del todo. - me dijo mientras sostenía la flor.

La guardamos en el libro junto con la foto que le tomaron el día que murió y mejor recordamos la otra historia, en la que un western hizo venganza.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.