Yo te cuido Cuervo

Soy inestable

Hay dos seres dentro de mí, y algunas veces siento que son más.

Algunas veces los puedo escuchar pelear dentro de mí por tener el control.

A veces pienso en adormecer mi cuerpo para que alguien más se encargue de él, regalarle la llave y dormir un rato en paz, pero siempre me despierta algo, alguna alerta, algún peligro: sé que las chicas que se duermen se convierten en objetos y a los monstruos les encanta jugar con ellos, así que me quedo despierta.

Soy todo el dolor y la felicidad del mundo, todo al mismo tiempo peleando debajo de mi piel, por eso las cicatrices, porque no se ponen de acuerdo.

Creo en princesas tanto como creo en demonios y me escribo notas a mí misma para advertirme de cosas, así cuando llegue el nuevo ser él pueda leerlas; así como escribo esto, para recordarme a mí misma que no tiene nada de malo tener un mal día, que las plumas se caen siempre pero vuelven a crecer y que muchas veces el miedo sólo vive en mi cabeza, no en el mundo real.

Está bien soñar cuervo, vuelve a dormir y yo cuido tu cuerpo.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.