Souls

Autor: Darko


Siempre me parecieron especiales las noches de lluvia, tienen eso macabro que desde chico siempre me gustó. Disfrutaba juntarme con amigos a contar historias de fantasmas. Con los años nunca perdí el gusto por lo desconocido y empecé a investigar un poco y a leer libros de ocultismo, los cuales trataba de ocultar de mi familia, ya que eran demasiado creyentes el cual no era mi caso.


Una fría tarde de julio fue cuando conocí a Márquez un hombre extraño que también llevaba libros de ocultismo de la biblioteca, se acercó y me recomendó un libro llamado "el juego de las almas" de un autor anónimo, lo traía en su mano me pareció extraño que no tuviera nada escrito en su tapa solo un color negro mate bastante gastado tome su libro y lo leí esa misma noche se trataba de una especie de ritual demoníaco en el que "jugaban" a las cartas y literalmente apostaban sus almas. Al día siguiente lo volví a ver en la biblioteca me preguntó qué me pareció le dije que bastante extraño me dijo que era un viejo ritual que hacían en su tierra natal, sonrió y me preguntó si me gustaría conocer una verdadera casa embrujada donde se decía que había una especie de comunicación con el más allá y la gente iba para hacer pactos con el diablo.


Quedamos en juntarnos esa noche en ese lugar, estaba demasiado oscuro y había un silencio perturbador podía jurar que escuchaba como quejidos en el aire. A lo lejos se acercó un auto, era Márquez traía un bolso en la mano, se acercó y sin decir una palabra camino hacia la casa, abrió la puerta y me invitó a entrar. Era un lugar demasiado lúgubre se notaba que hacía tiempo que nadie vivía allí, bajamos al sótano y me preguntó que pensaría si me dijera que podría tener lo que yo quisiera con tan solo firmar un papel con mi sangre, pensé que era una broma sonreí pero el estaba serio dijo que el era un intermediario con satanás para hacer estos pactos. Por mi mente pasaron miles de cosas que podría pedir pero elegí la riqueza quería tener miles de millones, al decirle eso saco una especie de contrato de su bolso y una aguja larga con la que pincho mi dedo índice y me hiso firmar y partió de ese lugar.



Pasaron varios años y ya se acercaba mi vejez y pensaba asustado en lo que pasaría cuando la muerte viniera por mi, había tenido una muy buena vida llena de excesos de todo tipo, pero ahora era solo un viejo débil y a un paso de entregar mi alma, en ese momento recordé de aquel viejo libro que me había recomendado Márquez y si la leyenda fuera cierta ¿podría entregar otra alma a cambio de la mía? ¿Cómo conseguiría esas cartas?

Fui a la vieja biblioteca que sabía frecuentar Márquez y allí estaba como si los años no hubieran pasado para él, al verme sonrió y me preguntó si lo había disfrutado conteste que sí pero que necesitaba su ayuda le pregunté sobre "el juego de las almas" y me dijo que sería imposible que el Diablo quisiera cambiar mi alma por otra, que si el quisiera otra alma podría conseguirla por sí solo, así que le ofrecí entregarle muchas almas a cambio de que me dejara vivir y me diera las cartas del juego. Muy astuto contestó Márquez abrió su maletín sacó un nuevo contrato y con el un mazo de cartas extrañas, nos dirigimos hacia la antigua casa firmamos el contrato y le pregunté quien era el propietario de tal lugar y si podría comprarlo me paso una tarjeta con un numero.



Compre ese lugar y lo convertí en un bar al que llame "souls", donde me aprovechaba de la desdichada gente con problemas de alcohol y las invitaba a jugar y robar sus almas, han pasado años y aún sigo acá pagando mi deuda.





Entradas destacadas