Saint Maud: Lo mejor que arrastró el final del año.

Estamos perfectamente conscientes de que el año recién pasado fue por mucho terrible, sin embargo lo que es innegable es que también nos regaló cintas increíbles y que van fundando la nueva era del cine de horror, para mejor. Para mucho mejor. Y no se fue sin antes estrenar una película que para mí llegó a dar el último tirón en esta buena racha. Saint Maud



Presentada en Toronto y ganadora del gran premio del Festival de cine fantástico de Gérardmer a principios del año. El debút de Rose Glass llegó en Diciembre obteniendo el reconocimiento que merece, con su respectiva polémica que rodea el nuevo cine de terror.


Rose Glass, la directora británica conocida por su carrera en cortometrajes se vuelca al terror psicológico con su debut en el largometraje.

Cargada de simbolismos y una impecable puesta en escena, Saint Maud nos envuelve en una temática católica en la que Maud, una joven enfermera se muda a la mansión de Amanda, una veterana bailarina que es presa de las paredes debido a la enfermedad.

Maud, atormentada por los mensajes que ella cree recibe directamente de dios, está convencida de que su misión es rescatar el alma de Amanda, atada por fuerzas demoniacas que la retienen en su estado actual.


De la misma fuerza que los filmes de Ari Aster y Robert Eggers, esta cinta te dejará grabadas sus escenas en la mente, el horror corporal o body horror es un elemento presente en Saint Maud relacionando el cuerpo con el castigo y flagelamiento de un "pecador". Se mantiene en un ámbito de referencias clásicas combinándolo con el terror gótico y católico que a simple vista se tenía muy claro de principio a fin cómo ensamblaría este filme. La actuación impecable de Morfydd Clark nos deja satisfechos en su elección de casting, elemento que combina a la perfección con lo cuidado de la fotografía que podría describirse como orden dentro del caos. La banda sonora nos permite conectar y entrar en una atmósfera de horror para acompañar sus imágenes.

Sin lugar a dudas una película que si no has visto, no debes perder más tiempo y verla de una vez. Una excelente opción para relajarte y dejar que te consuma por completo.

Entradas destacadas