¿Qué es real

Ha llegado a mi conocimiento que tal vez este mundo que conocemos, al que tanto creemos pertenecer, no es el mundo real, digo un "tal vez" porque tampoco estoy seguro de ello.


La idea apareció en mi cerebro hace unos años mientras dormía en lo más profundo de un cementerio. Se podría decir que la idea me la transmitió algún gusano tras devorar algún muerto cercano, no lo sé, lo importante es que cuando esa idea me invadió inmediatamente desperté; pero no estaba listo todavía para salir de la tumba.

Esperé un poco más mientras esa idea iba anidando dentro de mí, recordé todo lo que había conocido, los paisajes, la gente ¿todo eso era falso? y de ser así, entonces, ¿Cuál es el mundo real?


Por la calidad de la tierra alrededor de mi ataúd, puedo decir que pasaron al menos dos años antes de que me decidí a salir de ahí. Había dormido por unos cinco más, así que ahora llevaba siete años fuera del mundo que conocía sólo para enterarme de que no era un mundo real.


Empujé los kilos de tierra fuera de mí para levantarme y pude ver el mismo cementerio que recordaba, todo se sentía y olía igual, a diferencia de que no había nadie más en las calles conmigo, eran calles oscuras y vacías. ¿A dónde se había ido todo mundo? ¿Dormí tanto tiempo que desaparecieron o murieron?

Me sumergí en una profunda tristeza al imaginar este mundo deshabitado, pero era la realidad.


Tras recorrer algunas calles descubrí que no estaba deshabitado, es más, parecía sobrepoblado, pero todo el mundo estaba encerrado en sus casas y se veían cubiertos de plásticos. Fue entonces cuando lo supe, sólo un mundo real sería tan terrorífico, y decidí volver a dormir.


Me despedí de la luna que brillaba sobre el panteón y comencé a cavar de vuelta mi tumba, aquí, en mis sueños, el mundo nunca se enferma y es la simulación que quiero continuar viviendo.




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags