• La Chica Llamada Cuervo

Para Cosmos, una autopsia fuera de este mundo

Esperábamos un paquete de Editorial Paraíso Perdido, habían enviado número de guía por lo que veíamos atentos el buzón, nunca imaginábamos que el paquete llegaría por medio de una nave espacial que se estacionó afuera de la Morgue.


Como el paquete iba dirigido a mí, me pareció lo más prudente salir a recibirlo.

De la nave se abrió una puerta y los habitantes de Kepler 20F bajaron para entregarnos el paquete.

Me hubiera gustado haber realizado un unboxing, pero ellos son un poco delicados con el tema de la discreción, así que sólo les podré decir que el paquete incluía:

1 ejemplar de "Para Cosmos"

1 el cuerpo congelado de Gerardo Sifuentes


Ingresamos a la Morgue y mientras yo leía en voz alta las instrucciones de cómo hacer la autopsia, estos seres me contaban historias que habían descubierto en el libro.


Al abrir el torso de Gerardo encontramos una caja de donde viene su imaginación y el conocimiento de la ciencia ficción. Adentro se almacenan los relatos sobre perros que juegan billar, niños que hablan con gatos y una magia disfrazada de locura.


Como el libro cuenta con 9 cuentos, al llegar al final teníamos que volver a coser el cuerpo y devolverlo a su hábitat natural, mismo que al día de hoy desconozco, pero agradezco la oportunidad de este viaje por la ciencia ficción.


Volvimos al patio de la Morgue y les pregunté por qué no parecían tener planes de volver de visita, a lo que respondieron lo mismo que Gerardo ya sospechaba: la raza humana no es lo suficientemente interesante.


La nave se marcó y me quedé con el libro en mis manos. Volví a leer los cuentos recordando un poco las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury pero sintiéndome atraída por esa narrativa tan cercana al mundo actual que no había forma de no empatizar con los personajes. Me pregunté si alguna vez alguien me habrá visto como ese ser raro que "escucha voces" y no toman en serio o si más bien formaré parte del mundo de los adultos que le ponen nombre a todo para sentirse más tranquilos.


En fin, fue una tarde bastante productiva con esta visita que tuve, y aunque mi conocimiento sobre la ciencia ficción es muy reducido, puedo decir que este libro me llevó de la mano a rincones de la imaginación a los que nunca había ido, por lo que todavía me cuestiono qué tanto de cierto tiene llamarle ficción a este género.





Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Gris Facebook Icono
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.