Las Víctimas de Columbine


La Morgue hoy se adelantará a los hechos por un par de días al aniversario de uno de los acontecimientos más brutales y escalofriantes en la historia de Estados Unidos de Norteamérica.


La escena fue tal hace 22 años...

Imagina que es un día normal de escuela para ti. Te levantas temprano por la mañana, preparas tus cosas, te alistas para la jornada académica, desayunas con tus padres tal vez, te despides de ellos, anuncias que regresarás a casa para comer. Llegas a la escuela, las primeras horas de la mañana pasan tranquilas, probablemente tuviste un examen, quizás se te olvidó entregar una tarea, ves a tus amigos, el timbre suena y todos salen dirigiéndose a la cafetería. Aún no es mediodía. De repente escuchas ruidos estruendosos, comienzas a ver a varios compañeros correr aterrorizados ¿Qué sucede? ¿Por qué se esconden? Una nueva tanda de sonidos pasan cerca de tus oídos y la burbuja se rompe.

Gritos, alaridos, los sonidos los identificas como detonaciones de arma de fuego, por debajo del sonido de las balas escuchas voces tratar de llamar al 911, más disparos, caes de rodillas detrás de una mesa que alguien más tiró para protegerse. No entiendes que sucede pero el corazón te martillea en el pecho, todo ocurre en cámara lenta. Escuchas ahora pisadas pesadas y lentas, tratas de controlar tu respiración para no hacerla tan notoria. Un par de balas cortan el aire cerca de donde estás, te agachas más y te das cuenta que estás llorando porque aun no procesas que está pasando y la promesa de regresar a casa se vuelve ahora más lejana. Sientes las rodillas mojadas, al bajar más la vista observas un charco de sangre llegar a ti de todos lados, todo es carmesí. Un dolor agudo te atraviesa de repente el cráneo pero es por milésimas de segundos.

Después todo se vuelve negro.

Ya no estás.


La mañana del 20 de abril de 1999 en la preparatoria de Columbine, Colorado, Eric Harris y Dylan Klebold le quitaron la vida a una docena de estudiantes y a un maestro. Aparte de lesionar a 24 alumnos más y a otras 3 personas que intentaron y casi lograron escapar de ese infierno.

La documentación que los asesinos dejaron en vídeos y en diarios evidenciaban sus deseos de pasar a la historia como los perpetradores de uno de los incidentes más violentos en la historia de USA.

Originalmente habían tenido la intención de bombardear la escuela completa, la mañana del tiroteo colocaron una pequeña bomba incendiaria en un campo a unos tres kilómetros al sur de la Preparatoria Columbine para distraer a los bomberos y al personal de emergencia. Entre los tiroteos en cafetería, pasillos y biblioteca pronto toda la preparatoria estaba frenética para poder sobrevivir. Varios testigos más tarde dijeron que escucharon a Harris y Klebold comentar que ya no encontraban emoción al disparar a sus víctimas. Klebold fue escuchado diciendo: «Tal vez deberíamos empezar a acuchillar a la gente, eso podría ser más divertido»

Luego de dejar la biblioteca, Harris y Klebold deambularon por la escuela realizando disparos ocasionales, pero sin encontrar blancos humanos. A su paso ya habían dejado victimas mortales; muchas de sus victimas habían sido asesinadas a sangre fría con tiros en la cara y en la cabeza. La respuesta de cuerpos de seguridad aun no lograba ingresar a la institución.

A las 12:08PM aproximadamente varios estudiantes escucharon a ambos homicidas gritar del uno al tres seguido de un gran impacto. Ambos habían cometido suicidio, Harris se disparó en el paladar y Klebold se disparó en la sien.


Listado de Heridos y Victimas Mortales

1. Rachel Scott, 17 años. Asesinada por disparos en la cabeza, torso, y pierna mientras almorzaba cerca de la entrada oeste de la escuela. Fue alcanzada primero que Richard Castaldo,

2. Richard Castaldo, 17 años. Recibió disparos en el brazo, pecho, espalda y abdomen mientras almorzaba con Rachel Scott cerca de la entrada oeste.

3. Daniel Rohrbough 15 años. Lastimado críticamente por disparos al abdomen y pierna en la escalera oeste; recibió un disparo a través del torso superior en la base de las mismas escaleras. Muere poco después.

4. Sean Graves, 15 años. Recibió disparos en la espalda, pie y abdomen, en la escalera oeste.

5. Lance Kirklin, 16 años. Herido críticamente por disparos en la pierna, cuello, y mandíbula en la escalera oeste.

6. Michael Johnson, 15 años. Recibió disparos en la cara, pierna y brazo en la escalera oeste.

7. Mark Taylor, 16 años. Recibió disparos en el pecho, brazos y pierna al oeste de la escalera.

8. Anne-Marie Hochhalter, 17 años. Recibió disparos en el pecho, abdomen, espalda, brazo y pierna izquierda cerca de la entrada a la cafetería.

9. Brian Anderson, 17 años. Herido cerca de la entrada oeste por vidrios rotos.

10. Patti Nielson, 35 años. Herida en el hombro por metralla cerca de la entrada oeste.

11. Stephanie Munson, 17 años. Recibió un disparo en el tobillo en el pasillo norte.

12. William Dave Sanders, 47 años. Murió desangrado después de recibir disparos en la espalda y cuello

13. Evan Todd, 15 años. Recibió heridas menores por astillas del escritorio bajo el cual se ocultaba.

14. Kyle Velasquez, 16 años. Asesinado por disparos de arma de fuego a la cabeza y espalda.

15. Patrick Ireland, 17 años. Recibió disparos a la cabeza y el pie.

16. Daniel Steepleton, 17 años. Recibió un disparo en el muslo.

17. Makai Hall, 18 años. Recibió un disparo en la rodilla.

18. Steven Curnow, 14 años. Asesinado por un disparo en el cuello.

19. Kacey Ruegsegger, 17 años. Recibió disparos en el hombro, mano y cuello.

20. Cassie Bernall, 17 años. Asesinada por un disparo de escopeta en la cabeza.

21. Isaiah Shoels, 18 años. Asesinado por un disparo al pecho.

22. Matthew Kechter, 16 años. Asesinado por un disparo al pecho.

23. Lisa Kreutz, 18 años. Recibió disparos al hombro, mano, brazos y muslo.

24. Valeen Schnurr, 18 años. Herida con lesiones al pecho, brazos y abdomen.

25. Mark Kintgen, 17 años. Recibió disparos a la cabeza y hombro.

26. Lauren Townsend, 18 años. Asesinada por múltiples disparos a la cabeza, pecho y extremidades inferiores.

27. Nicole Nowlen, 16 años. Recibió un disparo en el abdomen.

28. John Tomlin, 16 años. Asesinado por disparos múltiples a la cabeza y cuello.

29. Kelly Fleming, 16 años. Asesinada por un disparo de escopeta a la espalda.

30. Jeanna Park, 18 años. Recibió un disparo en la rodilla, hombro y pie.

31. Daniel Mauser, 15 años. Asesinado por un solo disparo en la cara.

32. Jennifer Doyle, 17 años. Recibió disparos en la mano, pierna, y hombro.

33. Austin Eubanks, 17 años. Recibió disparos en la mano y rodilla.

34. Corey DePooter, 17 años. Asesinado por disparos al cuello y pecho.


Mucho se ha hablado de los protagonistas per se, pero el nombre de las víctimas nunca había sido tan mencionado.

Una de las víctimas, Cassie Bernall fue considerada tiempo después una mártir de su fe cristiana ya que antes de morir rezó en voz alta y clara en la biblioteca. Eric Harris al percatarse de ello se acercó a ella colocándole el arma en la cabeza antes de preguntarle ''¿Aún crees en Dios? ¿Ahora?'' A lo que ella tajante y desafiantemente contestó que sí. En ese instante Harris apretó el gatillo asesinándola instantáneamente.

Algunas personas catalogaron a los asesinos mismos como víctimas de un sistema precario donde ellos eran marginados socialmente, pero lo cierto es que el legado maldito que ambos dejaron cobró vida en múltiples tiroteos de imitación que se registraron después, gracias en parte a la apabullante facilidad con la que se podía adquirir un arma en Estados Unidos.


Uno de los tiroteos más letales luego de Columbine fue el de Virginia Tech el 16 de abril de 2007 donde murieron 33 personas (más el agresor) y otras 17 resultaron heridas. Las cifras marcan que a raíz de Harris y Klebold, se registraron más de 70 casos de imitación.


Y aunque se culpó a factores externos e internos como videojuegos, música e incluso raíces familiares débiles.

La respuesta a ese ''¿Por qué'' no ha llegado.


Ciertamente nosotros en la Morgue tampoco lo sabemos.


Tenebris C.

Entradas destacadas