• La Chica Llamada Cuervo

La Muerte duele menos

Cuando el Cuervo me encontró me dejé llevar totalmente sin pensar en la vida que estaba abandonando detrás.

Me puse la máscara que se sentía como una nueva vida pero al poco tiempo empecé a dudar si realmente estaba viviendo o si había muerto.


A veces nuestra vida juntos era dolora, vivíamos en una Morgue donde todo estaba muerto y donde no parecía haber esperanza. Comencé a cuestionarme si no era yo un cuerpo más de ese lugar, si no era que yo misma estaba acostada desnuda con una etiqueta en mi pie.

Busqué mi cuerpo pero ninguno se parecía a mí.

Luego vinieron Las Tristezas, el Cuervo traía todo un paquete de monstruos con él, incluidas 3 niñas que lo perseguían para llevarlo a la oscuridad. Y entonces lo supe, no podía estar muerta, la muerte es una liberación de todo, la muerte debería de ser la nada, no este dolor.


Obligué al Cuervo a dejar su oscuridad atrás y salimos al jardín. El pasto estaba seco pero se sentía el sol sobre nuestro cuerpo. Sentí su corazón latir fuerte a lado del mío, estamos vivos, con todo y dolor, con pesadillas y oscuridad; pero vivos.







Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.