La Llegada de Ghoulunuar

Buenas lunas lectores.


Esta noche me complace contarles una historia basada...

Basada en un hecho real. El renacer de Ghoulunuar, el fantasma que vaga

por la morgue. Y por los que se preguntan, sí. Sí estoy hablando de mí, en

tercera persona.


Verán, o mejor dicho, leerán. Siempre tuve el presentimiento de que mi

realización en la vida dependía del momento en el que pasara a otro

plano. Suelo ser ansioso, por lo que la muerte me causaba, ¿Cómo decirlo?

Una inusual urgencia. Durante mis mejores días busqué siempre la sombra,

el frío, el silencio, la solitud y comodidad que solamente la post-vida te

puede ofrecer. Desde que morí terrenalmente y renací, como me gusta a mí

decirlo, lo lúgubre de mi romanticismo me llevó a querer permanecer en un

lugar de tinieblas y nunca, en serio nunca, irme.

Permanecí un par de décadas en un mausoleo, pero a decir verdad, los

espíritus a veces no suelen cambiar tanto sus hábitos, acá todos quieren

volverse veganos.


En fin, anduve vagando por el melancólico centro histórico, que a mi

parecer es esplendoroso de noche. Conocí a un grupito de hippies que me

relataron la historia de su trágico deceso. Y fueron ellos, que en una

noche de bebidas plásmicas me trajeron hasta acá, a la morgue. Un lugar

que para todo descarnado como yo le pareció fascinante, incluso hacen

ciclos de cine, pijamadas en camas de acero y las fiestas, ¡Uff! Las fiestas

se hacen hasta morir –ja ja, ustedes me entienden.-

Por eso y más aún me gustaría mantenerles al tanto de lo divertido que

puede ser estar de este lado, de mi lado.


Espero se encuentren perfecto, con cariño: Ghoulunuar.



Buenas lunas lectores.


Hablemos hoy de lo importante e inspirador que ha resultado Carlos

Enrique Taboada para el cine de terror y horror en nuestro país.

Carlos Enrique Taboada: Director y escritor especializado en el género de

terror y suspenso, mantuvo su carrera entre las décadas de los 50 y 80.

Reconocido por sus argumentos originales y bastante avanzados para la

época, rayando casi en lo experimental y a que estos días, -Yo que he

deambulado por tantos años- sigue siendo espectacular.


Durante algunas décadas, el señor Taboada nos regaló joyas del cine de

género como HASTA EL VIENTO TIENE MIEDO (1968), EL LIBRO DE PIEDRA (1969) ó

VENENO PARA LAS HADAS (1984).


La visión que nos presentó a lo largo de su filmografía nos dejó bastante

claro que tenía un estilo único, carente de este estereotipo idealizado

del terror en Hollywood. Él sabía perfectamente como traer a la vida una

historia con la que pudiésemos identificar a nuestro México por sobre

cualquier otra producción contemporánea. Si no entienden a lo que me

refiero, les recomiendo ver por lo menos dos de estas películas a modo de

comparación con otras más en los años consiguientes.


Notarán enseguida como Taboada comparte estética, conflictos cargados de

intenso suspenso e icónicos desenlaces en sus obras. Dejando a un lado el

fracaso que sufrieron los refritos de estas películas, como fue MÁS NEGRO

QUE LA NOCHE (2014) su legado son esas narrativas remarcables para la

historia del cine de horror en nuestro país.


Así que si estás por escribir tu historia para traerla a la pantalla

grande, te recomendamos que analices el magistral trabajo que el sr.

Taboada nos dejó en la ficción, podrías encontrar una gran fuente de

inspiración.


Espero les haya gustado esta pequeña reseña, mis lectores. Nos veremos

otra luna por aquí en La morgue. Hasta pronto...



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.