• La Chica Llamada Cuervo

Fuego dentro de mí

Alguna vez leí que podía haber fuego dentro del cuerpo de la gente, que dentro de nosotros puede haber un incendio que no se detiene y que constantemente busca consumirnos.

El fuego nos reconoce como parte de él, como su recipiente y no nos quema la pie, sólo se mantiene vivo y aprende a coexistir a nuestro lado,


Hoy ese fuego se está desbordando.

Puedo sentir debajo de mi piel cómo la sangre hierve y cómo se empieza a romper mi esqueleto al sentir el calor. He abierto todas las ventanas pero el calor continúa, poco a poco deshaciendo quien soy y llevándome a otro lado.

He ido al Infierno y no es así, ahí es frío, el frío duele, el calor sólo te incinera hasta que te hace desaparecer.


Siento cómo me estoy perdiendo con él, me estoy volviendo una sombra, humo de lo que mi cuerpo era. Los cuervos no renacen de las cenizas, nosotros nos perdemos, nos volamos en el viento y caemos con la lluvia sobre la calle, nos olvidamos.


Mi piel se está volviendo carbón y no hay nada que pueda hacer para evitarlo. Grito pero no tengo garganta, sólo hay ruidos que emite mi boca, o el espacio donde estaba.


El Cuervo y yo nos quemamos vivos hoy y no volveremos a renacer, al menos hasta que la pesadilla termine, hasta que amanezca de nuevo o hasta que alguien pase la página y aparezcamos en un cuento nuevo.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.