• Leanan Sidhe

"Ensayo sobre los humanos"

Tanto tiempo que he pasado entre ellos y sólo puedo decir lo siguiente:

A la mayoría de la humanidad le aterra la extinción de su propia raza, no es posible que entre tanto alboroto sigan creyendo que son esenciales para el planeta, todo lo contrario, son una plaga.


Hablo hoy como Leanan, como el ente que ha estado cientos de años en la tierra simplemente observando y de vez en cuando actuando.


Actúo cuando me aburro de este mundo.

Es verdad que me causa satisfacción ver sufrir a los humanos, no lo voy a negar, han hecho tanto daño. ¡Que se pudran todos! Si tan sólo tuviera el poder de quemarlos de una vez por todas. Pero no, ese papel no me corresponde.

Ellos me acusan de ser un monstruo, una musa para la muerte. Ojalá pudieran tener un espejo, se infartarían de todo el terror del que son causantes.


Pero de algo estoy segura, entre ellos terminarán por exterminarse.

Ellos matan y usan la cabeza del cadáver como trofeo en sus paredes, adornan sus cuerpos con pieles de seres muertos, matan por diversión, por placer.

Se toman fotos con los cuerpos descuartizados y ensangrentados mientras muestran una gran sonrisa, no existe ser más cruel que ellos, ningún ser del reino animal tiene la malicia de un ser humano, ninguno mata y sonríe para una foto, ninguno se divierte lastimando a otros, matan por instinto, por supervivencia, por cadena alimenticia, pero no matan por placer ni por superioridad.

Me repugna el ser humano, sus aires de grandeza, creen que el mundo es suyo y que son el centro de todo, que las cosas fueron creadas para ellos y que sin ellos el mundo está vacío, si tan solo supieran que fueron un pequeño accidente dentro de la creación.

Se justifican acabando con todo por el capitalismo que ellos crearon como sistema de vida. Son sanguijuelas para la vida, el verdadero monstruo está ahí, en sus narices, en sus espejos, en sus vecinos. Sí, puedo decir que no todos son iguales, aún hay bondad en algunos, pero la mayoría se hacen los ciegos para evitar ver el dolor que causan al planeta, prefieren vivir “felices” sin que nada les importe, sé muy en el fondo que si realmente ven lo que están haciendo a la vida que los rodea, se quedarían sin palabras, sin lágrimas en los ojos, les dolería tanto el pecho que les daría pena seguir respirando en la sociedad que tanto defienden.




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.