El Hotel de los Horrores

Bienvenidos a un domingo más de efemérides macabras y reportajes malditos en esta su Morgue predilecta para vivos y muertos en vida.

Febrero se ha caracterizado por ser un mes romántico, apasionado, dedicado a profundos sentimientos que ningún alma mortal podría soportar en el éxtasis de su plenitud... Pero el color rojo también lo tiene la sangre.


Es por eso que la nota principal la dedicaremos al Hotel Cecil, lugar que ha sido romantizado por las innumerables tragedias que han salpicado sus paredes, lugar que recobró su fama después del lanzamiento de Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel. La serie documental estrenada en Netflix este mes gira alrededor de la extraña muerte y posteriores investigaciones de Elisa Lam; joven canadiense de 21 años cuyo cuerpo fue descubierto el 19 de febrero de 2013.


Pero primero ¿Cuál es la historia detrás de este hotel y por qué ya tenía su fama maldita antes de Elisa?


Construido entre 1924 y 1925 por William Amontona Hanner y diseñado por Loy Lester Herrero fue un referente de lujo y opulencia de la época. Sin embargo, cinco años después de su gloriosa apertura fue golpeado por los estragos de la Gran Depresión en Estados Unidos y se convirtió así en un lugar de paso para ladrones, prostitutas y toda clase de delincuentes que necesitasen un lugar donde pasar la noche, sin preguntas.

Su primera muerte documentada ocurrió en 1931 cuando W.K Norton se suicidó tomando píldoras venenosas en sus instalaciones. En julio de 1934, el sargento del Cuerpo Médico del Ejército norteamericano Louis Borden, de 53 años, se rebanó el cuello en su habitación con una navaja, luego de escribir varias notas suicidas. En marzo de 1937, Grace Magro, cayó de una ventana del noveno piso y su cadáver quedó enredado en los cables telefónicos. En enero de 1938, el bombero de la Infantería de Marina de los Estados Unidos Roy Thompson, de 35 años, saltó del último piso y cayó sobre el techo de vidrio de un edificio vecino. En mayo de 1939, el oficial de la Armada Erwin Nablett, de 39 años, fue hallado muerto luego de haber ingerido veneno. En enero de 1940, la maestra Dorothy Seger, de 45 años, también tomó veneno para terminar con su vida.

En 1954, Helen Gurnee se tiró de una de sus ventanas; en 1962, Julia Moore tras pasar la noche en el hotel se suicidó ahí mismo; Pauline Otten, de 27 años, después de discutir con su marido saltó de la ventana del noveno piso (el mismo piso de Elisa Lam), con la mala fortuna que mató un peatón en su caída.

Contando con 19 pisos y 600 habitaciones el hotel se hizo famoso por la cantidad de personas que ingresaban en él para terminar con su vida. A todas sus historias de suicidios se sumaron crímenes cometidos dentro y en sus cercanías. El hotel fue el último lugar donde se vio viva en 1947 a Elizabeth Short, conocida como la Dalia Negra, joven que fue brutalmente asesinada y descuartizada luego de salir de ahí. Otra mujer conocida como Pigeon Goldie Osgood fue encontrada salvajemente asesinada en su habitación en 1964.

Richard Ramírez, (cuya historia también pueden encontrar en Netflix bajo el nombre de ''Night Stalker: The Hunt for a Serial Killer) convicto por asesinar a 14 mujeres en Los Ángeles, vivió allí entre 1984 y 1985. Se autoproclamaba admirador de Satanás y varios de sus crímenes los cometió mientras vivía en el Hotel Cecil. Dicen que el número 14 era muy significativo para él: pagaba 14 dólares por cada noche, su habitación estaba en el piso 14 y había matado a 14 personas.

Otro asesino serial se mudó al Cecil, seis años después de Richard: el austríaco Jack Unterwerger, que asesinó a 12 personas.


Un velo oscuro teñido de carmesí se colocó así encima del Hotel, empezaron las historias de fantasmas, de voces demoniacas que susurraban a quien entrase, alentándolo a terminar con su vida. En 2011 se rebautizó como Stay On Main.


Y el 1 de febrero de 2013 sus cámaras captaron a Elisa Lam entrar a sus ascensores, pero su comportamiento era errático y escalofriante. Se veía nerviosa, asustada, asomándose en repetidas ocasiones viendo algo que nadie más podía ver. Algo o alguien la estaba observando o esperando, después de angustiantes dos minutos y medio se esfumó y nadie más la volvió a ver con vida. Con trastornos de bipolaridad y depresión diagnosticada, había viajado a Los Ángeles y elegido el Hotel Cecil atraída por su art-deco. Pero desapareció y sus padres dejaron de tener contacto con ella por teléfono.

La última foto que se sacó fue frente al espejo de su habitación en el hotel. Dos semanas después de su desaparición se hizo publico el vídeo se su última noche, material que estalló viral por su particularidad macabra y por el historial oscuro del lugar implicado.


Diecinueve días después aparece... Muerta.

Los huéspedes del Hotel Cecil venían quejándose del sabor y del color del agua que llegaba a las habitaciones. La mañana del 19 de febrero se sorprendieron: el agua que salía de las canillas de los baños no tenía presión, era muy oscura y tenía un horripilante sabor dulzón.

Los tanques de agua que abastecían al hotel eran cuatro y estaban situados en la azotea del edificio. Para llegar a ellos se necesitaban varias cosas: llaves, conocer los códigos de seguridad (solo los empleados tenían esos accesos), trepar con altas escaleras y mover unas tapas pesadas. Para mirar dentro, los técnicos que llamaron para resolver el tema del agua, tuvieron que poner escaleras especiales y asomarse.


Entonces la encontraron: Su cuerpo hinchado y verdoso, en pleno estado de descomposición flotaba dentro. Estaba desnudo y había algunos efectos personales nadando a su alrededor. Era Elisa. La autopsia no encontró señales de agresión sexual ni de violencia física. En las pruebas toxicológicas tampoco hallaron demasiado: restos de un medicamento que Elisa consumía en forma habitual y un poco de alcohol. Se descartó suicidio.

La Oficina Forense de Los Ángeles determinó, el 21 de febrero de 2013, que la muerte de Elisa había sido producto de un ahogamiento por accidente debido a su trastorno bipolar. ¿Pero cómo había llegado a los tanques? ¿Por qué? ¿Había sido asesinada?

Mil incógnitas rodearon el caso de su muerte.

Su celular jamás apareció. Sin embargo, su red social Tumblr se actualizó en varias ocasiones.

En 2019, perros rastreadores descubrieron rastros de Elisa Lam en una ventana que daba a las escaleras exteriores para incendios. Pero no se supo más porque de allí en adelante los perros perdieron el rastro.

Hay quienes piensan que la víctima fue atormentada por el espíritu de Richard Ramírez, que vivió en el hotel. Otras, hablan del Juego Coreano del Elevador, cuyas reglas dicen que tienes que subir sola y presionar los botones en cierto orden para llegar a una dimensión alterna. También se menciona el paralelismo entre el comportamiento de Elisa en el ascensor con la película Dark Water (Aguas turbias), de Hideo Nakata, de 2002. En el film japonés, hay suspenso, tanques de agua, una chica oriental, agua pestilente y ascensores. De alguna manera muchos detalles del caso recuerdan a la película.


Escena recuperada de la película Dark Water

En 2015, el periodista Josh Dean, convencido de que Elisa había sido asesinada fue hasta el hotel Cecil, pero no logró nada que reforzara su tesis. Su conclusión fue bastante parecida a la que arribó la policía. Cree que escapando de una amenaza invisible habría logrado meterse en el tanque y ya no pudo salir de allí. “Es la única respuesta que tiene sentido”, dijo Dean

Lo cierto es que ni con mil reportajes, investigaciones, documentales o series se podrá llegar a una conclusión precisa sobre ese febrero de 2013. La muerte de Elisa quedará marcada por la controversia y por el embrujado pasado del hotel, donde en la actualidad aun puedes pasar la noche si cuentas con el valor y temple mental necesario.


Efemérides Macabras

16 de febrero de 1923. La cámara funeraria del rey Tutankamón fue ingresada por primera vez en más de 3.000 años, desatando distintas leyendas sobre maldiciones egipcias.

17 de febrero de 1836. Nace en Sevilla, España, Gustavo Adolfo Bécquer, poeta cuya obra remite a Poe y que se considera el primer autor español de literatura de terror, con leyendas como La Cruz del Diablo, El Monte de las Ánimas, etc. y que que inspiró la saga de los muertos templarios. Dentro de su obra también destacan sus poemas sobre el amor, el mundo de las emociones y el conocimiento:

''Yo me he asomado a las profundas simas

de la tierra y del cielo,

y les he visto el fin o con los ojos

o con el pensamiento.

Mas ¡ay! de un corazón llegué al abismo

y me incliné un momento,

y mi alma y mis ojos se turbaron:

¡Tan hondo era y tan negro!'' Rima II.


18 de febrero de 1954, Los Ángeles, California, acogió el establecimiento de una nueva religión, la cienciología.

19 de febrero de 2016. Se estrena la película The Witch de Robert Eggers

20 de febrero de 1932. Se lanza FREAKS de Tod Browning. Film de culto y despreciado en su epoca debido a los personajes que en él abundaban; se trataba de seres humanos con alguna clase de malformidad genética y que coloquialmente eran conocidos como fenómenos de circo. Sin embargo hoy ponen de manifiesto la belleza de lo diferente.

21 de febrero de 1998. Nace Sivad Zapesh, miembro único y fundador de Nostalgic Underground, proyecto mexicano de Suicidal Depressive Black Metal.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Gris Facebook Icono
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.