EL DESPERTAR DE LAS BESTIAS (HISTORIAS DEL CUADERNO NEGRO)

Como mi malvado medio hermano, Velasco, había prometido atacarme no solo a mí, sino a mi ayudante, Tristán, y a mi amada Aurora, decidimos buscarla para que estuviera más segura.

Nada de gracia le hizo tener que dejar, aunque solo fuera por un tiempo, su querida tierra, con la vista de las sierras, los ríos y la naturaleza.

No bien llegamos, Aurora nos recibió muy agitada.

__Edgard: siento el mal rondando cerca. Es casi tangible.

Lamenté haber dejado el prendedor con la piedra que me anunciaba la presencia de Velasco en otra prenda, pero no cabían dudas. Tristán también lo percibía:

__Hay una energía maligna. Debemos apurarnos e irnos de aquí.

Pasamos a la casa de Aurora, para que ella tomara sus pertenencias, y marcharnos.

__Anoche, Edgard, Velasco se me presentó en un sueño. Es casi igual a ti.

´´Se diferencia en su mirada, cargada de maldad y odio. Me quiere para él. Desea procrear conmigo, para alimentar su poder. Tiene algunas facultades para controlar algunas fuerzas de la naturaleza, pero si se uniera a mí, su poder sería ilimitado.

__Intentó seducirme con retorcidos argumentos, prometiéndome coronarme como una reina de la oscuridad, y poner el mundo a mis pies.

´´Lo expulsé de mi mente con un golpe de energía fortísimo, de una forma que debió dolerle bastante, y debilitarlo por un buen rato, dejándolo frágil y confundido.

´´Eso lo enfureció. Me debe odiar intensamente, y no va a cejar en sus esfuerzos de doblegarme para que sea una pertenencia suya, y vengarse de mi agravio.

La rabia me atormentaba el pecho. Nos apresuramos a subir las cosas al coche, cuando de pronto sentimos un temblor en la tierra.

Del suelo se abrió un cráter, del que emergió una serpiente gigantesca, ciega, con la piel semejante a la de las babosas o caracoles, de intenso color negro, con unas enormes fauces con colmillos como agujas.

Antes de que pudiéramos reaccionar, siquiera, el bicho nos arrojó un coletazo que nos hizo caer desmadejadamente.

En tanto, del río cercano emergía un enorme pez horroroso, lleno de agujeros en el cuerpo, de donde asomaban peces pequeños, dando dentelladas al aire con sus filosos dientes carniceros. La abominación tenía unos enormes ojos como pelotas, rojos como una matanza. Se arrastraba hacia nosotros ayudándose con las aletas erizadas de espinas.

Un segundo coletazo de la serpiente, que intentaba mordernos, sin lograrlo por su carencia de ojos, nos sacudió dolorosamente.

Del cielo descendió un pajarraco del tamaño de un helicóptero, con dos deformes cabezas con picos larguísimos y curvos. Una de las testas de la horrenda ave parecía envuelta en llamas.

Aterrizó muy cerca nuestro.

__ ¡Impongamos ya nuestras manos!

Intentamos crear una barrera protectora contra las bestias que venían por nosotros.

Aurora, muy pálida, comenzó a temblar.

__ Tu hermano ha convocado a las bestias ancestrales dormidas, las de las pulsiones violentas, del mal de los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego.

´´No nos quieren matar, solo reducirnos para que él nos aprese.

´´No voy a permitirlo.

Para nuestro absoluto asombro, Aurora lanzó un grito agudo, con un tono que no parecía venir de una garganta humana.

Las bestias parecieron titubear, y manifestar malestar y dolor.

El sonido atrajo a zorros, yaguaretés, perros salvajes, jabalíes, cóndores y buitres, que llegaron en tropel, atacando a los engendros con violencia brutal.

Las bestias sangraban una espesa resina verde, que se solidificaba en segundos, luego de recibir los ataques de los animales del bosque.

Lanzando unos gruñidos infernales, retrocedieron, volviendo por el lugar de donde habían llegado.

La tierra tembló nuevamente. El río se agitó como en una furiosa crecida, y el aire fue surcado por un viento anormalmente caliente.

__Creo que por ahora estamos a salvo. Pero una persona que es capaz de invocar a las bestias guardianas de la naturaleza, tiene un poder inmenso, y no se rendirá hasta salirse con la suya.

´´Ahora sabes la fisonomía de tu medio hermano. Cuando se te presente, (no falta mucho para ello), será como verte a ti mismo, en tu versión oscura.

´´Pretende esclavizar a Tristán y usar su gran don para hacer mucho daño.

´´Ya te dije que desea que sea su pareja, para diseminar su malvada simiente.

´´Y a ti, Edgard, te torturará de una forma monstruosa, para arrancarte con dolor tus poderes, y que tengan más fuerza maligna.

__Marchémonos de aquí. Leeremos juntos el cuaderno de mi padre, y encontraremos las armas adecuadas para luchar con él.

Junté los trozos de resina verde, la sangre de las bestias ancestrales de los elementos, para mi querida colección, y nos marchamos rápidamente.

Tengo que idear la forma de eliminar a Velasco, pues de no ser así, podría transformar

el mundo en un lugar mil veces peor de lo que es ahora. Se apoderaría de los objetos de mi colección, transformándolos en talismanes del mal, invirtiendo su polaridad de su naturaleza bienhechora.

La guerra está declarada. Debo ganarla a todo coste.

Confieso que deseo que termine pronto, porque ansío formar una familia con Aurora.

Espero que el amor sea más fuerte que la maldad, el odio y las ansias desmedidas de poder.

Los invito a La Morgue, que pronto se verá bastante agitada.

Creo que hasta los muertos querrán salir de sus tumbas…

Muy buena semana.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags