• La Chica Llamada Cuervo

El ataúd más pequeño

Tocaron la puerta de nuestra casa.

Tomé un velo negro para cubrir mi rostro y poder abrir la puerta. Al hacerlo me vi sola en nuestra entrada, no estaba el responsable de haber llamado. Cerré la puerta y de nuevo se escuchó cómo golpeaban pero ahora más fuerte y constante. Antes de salir, pregunté:

¿Quién es? No hubo respuesta

Este debe de ser un juego - pensé - y a mí me encantan los juegos.

Pero, ¿Quién vendría hasta la Morgue a jugar conmigo?

No podía desaprovechar la oportunidad de averiguarlo, así que me quité el velo y dejé que mi rostro se mostrara completo, removí la chaqueta que cubría mi espalda y así salieron a relucir todas las plumas.

De nuevo sonó la puerta.

Sonreí. Estaba lista para salir a jugar. Abrí la puerta y el Cuervo se hizo gigante cubriendo todo el porche de la casa hasta que se oscureció el terreno. Aun así, no lograba ver a nadie ahí. Regresé mis alas a su tamaño normal y salí caminando.

Tras de mí escuchaba pasos, risas. El juego continuaba. Entonces, antes de llegar al final del terreno fingí que me caía al suelo. Al caer, mis alas me cubrieron y me escondí entre unos arbustos, y desde ahí lo vi. Vi a un niño correr descalzo, riendo, pensando que me había ganado en el juego, y justo cuando estaba a unos centímetros de los arbustos, mis alas crecieron de nuevo y grité ¡Te atrapé! Lo sostuve en mis brazos, era sumamente pequeño, su cuerpo casi no pesaba. Él río, bajó y corrió hacia la Morgue a volver a esconderse. Todos los monstruos nos turnamos para jugar con él, pero creo que Boni es el más feliz de tenerlo cerca. Una vez que llegó la noche, lo acomodamos en una habitación lejos de los cadáveres del sótano, me acerqué a contarle una historia para dormir y cerré sus ojos. Junto con los demás monstruos salí a cargar el ataúd en el que había llegado.

No sé cuándo fue el velorio o por qué nadie había venido a notificarnos de su llegada, supongo que era demasiado doloroso pensar que su final sería aquí, pero en este caso, viendo a este niño frente a mí puedo decirles que la Morgue es sólo una escala de lo que viene después. Este no es el final...



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags