Búscame

Te escribo aquí, encerrada en la habitación más oscura que conozco con la esperanza de que llegues a mí, de que no me olvides.

Me preguntas "¿cómo puedo yo encontrarte?" y te contesto la verdad, "sigue mis palabras, sigue mis pensamientos" ellos hablan por mí, ellos cuentan mi historia, mientras siga en esta habitación y mi cuerpo se coma a sí mismo, sólo quedarán mis palabras y ellas llenarán esta habitación oscura.


Sé que no estoy sola aquí, puedo ver en el fondo un par de ojos viéndome, brillan cada que una palabra se escurre por mi boca, es como si sonrieran, escucho gemidos acompañando a ese ser, está esperando a que duerma, a que me descuide para él también comer mi cuerpo, pero ¿sin cuerpo todavía hay consciencia? la necesito para que sepas cómo encontrarme, para que aun en el lugar más oscuro encuentres mis restos y sepas que me desvanecí pensando en ti.


El ser se acerca, sus ojos están a unos centímetros de mí, me veo reflejada en ellos, no soy más que una bolsa delgada de piel llena de huesos, pero claro, cada uno de ellos cuenta una historia, un recuerdo.

Tal vez él me devore, deje sólo cenizas y así yo me convierta en un monstruo que acecha a las chicas en la oscuridad, un depredador que no tiene miedo, tal vez así es la historia, y tal vez así entienda que tú no vas a volver...


Escucho un crujido, él ha roto uno de mis brazos, no lo sentí, estaba tan frágil que prácticamente se desprendió de su articulación, lo escucho masticar mientras le sonrío: así se debe de sentir tener fe, como sonreír en la oscuridad mientras te convences a ti misma de que alguien vendrá a iluminar el lugar.




Entradas destacadas