"Amor" et mortem

El mundo siempre ha sido extraño, eso no es debatible. Es gracioso como el hombre siempre ha tenido esta extraña insistencia en hacer que el mundo gire alrededor de esa cosa llamada dinero pero jamás lo logra. "Eros y thanatos" decían los griegos y aún hoy en día se aplica en nuestro diario vivir. Quizá más de lo que imaginamos y quisiéramos.


Muestra de ello son los asesinos por "amor". No hablo de morir de amor romántico como Romeo y Julieta o los que matan por celos y demás emociones absurdas. Hablo de aquellos que matan en nombre de su amor y la sociedad los justifica, perdona e incluso admira por su valía. ¿Cómo puede haber algo tan horrible pasando en el presente que hoy viven? Este 1 de marzo se conmemora el Día de Luto de la Discapacidad.


Vayamos por partes. Primero debemos entender el filicidio: es el término legal para referirse a un padre que asesina a su hijo, se calcula que ocurren cerca de . Claramente esto es rechazado y severamente castigado, nadie intenta justificar este hecho y se llora a la víctima porque ¿qué clase de padre haría eso?

El perfil del filicida es delirante, creen firmemente en qué han matado a sus hijos por una razón lógica. Algunos incluso abusan de sus hijos antes de matarlos e intentan suicidarse después. Muchos pasan por episodios de depresión y paranoia antes de decidir terminar con la vida de los infantes.

Pero a este horrible acto agreguemos un factor simple: un hijo con discapacidad. No hablo solo de discapacidades físicas, también pueden ser condiciones como el autismo o el Síndrome de Down. Entonces el filicida en alguna especie de altruista, se justifican bajo la necesidad de salvar al hijo o de sentir desesperación de no saber qué hacer con él y la sociedad les cree y los comprende, se les imponen condenas menos fuertes, la víctima es despreciada, el mensaje llega a otros padres de discapacitados y el patrón se repite.

¿Por qué sucede esto? Simple, las personas discriminan tanto a las personas con discapacidad que creen que es mejor estar muerto que ser discapacitado. En México la muerte por el término de filicidio solo existe en Nayarit, Coahuila y Tamaulipas. En el resto del país hay términos parecidos como "infanticidio" pero nada específico. De 2010 a 2017 solo se registraron 172 condenas de este tipo. Se calcula que hay al menos 1200 carpetas abiertas y muchos más crímenes impunes.



El día de hoy se busca crear conciencia sobre estos terribles sucesos. Se debe terminar el ableismo/capacitismo y entender que las personas discapacitadas no son una carga, merecen vivir y NO están en constante sufrimiento. El abuso y la negligencia de estos casos es increíblemente alto y no es culpa de ellos, es culpa de los filicidas, las personas que discriminan y la sociedad que los justifica como actos de amor.

Cuestionen su egoísmo y sus acciones. Señalen la discriminación que viven y que presencian. El mundo es pequeño y estoy seguro que han sido víctimas o victimarios.


Un agradecimiento especial a la cuenta de Instagram @neurodiverletrasau por hacer llegar este mensaje a la Morgue. Me hace recordar que llegué aquí porque es un lugar seguro para todos los monstruos, seres paranormales, sobrenaturales, cadáveres y mortales que no encontramos nuestro lugar en el mundo mortal.




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags