• Leanan Sidhe

"Algoritmos PARTE I"

Curioso el destino al que te guían los perfectos algoritmos matemáticos de las redes sociales.





PARTE I


Algunos ya estarán familiarizados con esta red social que no es nada nueva pero que aparentemente apenas se está poniendo de moda en mi país desde que empezó la pandemia.

Yo me había evitado la necesidad de descargarla ya que sentía que no hacía falta ver más pendejadas en mi vida y que quizá debería poner más énfasis a mis lecturas y a mi patética forma de sobrevivir evitando al sistema de una vida Godín como todos.

Pero una cosa llevó a la otra y la terminé descargando y comenzando el viaje de los algoritmos.

Como muchos saben, cuando empiezas con este tipo de aplicaciones entras a un laberinto lleno de diferentes caminos los cuales vas tomando conforme tus gustos e intereses. Y en efecto me fui percatado cuando no empataba los vídeos que me salían a mí con los de mi hermana, parecía cambiar por completo el contenido. Después de usarlo algunas semanas las cosas se fueron poniendo cada vez más interesantes.


También descubrí que tampoco me aparecía lo mismo a las 5 pm que a las 2 am. El Tiktok de madrugada es escalofriante y lleno de teorías que te dejan sin dormir las siguientes horas.

Me puse a cuestionarme seriamente varias cosas, cosas que ya había llegado a pensar alguna vez pero que no había hablado con nadie y no sabía que personas de otras partes del mundo tenían las mismas sospechas.

Me pareció curioso poder llegar a ciertos círculos que llenaban algunas características de mis personalidades. Me encontré en el Tiktok de brujería, el de vikingos, el celta, el astronómico.

Fui conociendo gente que hablaba de cosas tan interesantes que poco a poco llegué a pasar más de 2 hrs diarias en la aplicación.

Comencé un libro de anotaciones en el cuál iba escribiendo cada teoría y datos interesantes que iba encontrando para después poderlos investigar a detalle.

Fui confiando más y más en lo que se me decía en los vídeos y el insomnio se hizo evidente, me pasaba pegado al celular sin darme cuenta del tiempo que estaba perdiendo en horas para dormir.

Durante el día me sentía tan exhausto que dejé de mensajear con amigos para dormir un poco por las tardes. Mi vida comenzó a volverse un caos. En las clases en línea no podía concentrarme pensado en todo aquello que me estaba cuestionando. El universo, las dimensiones, las almas que se quedan en ésta realidad… Todo parecía tan irreal y confuso.


Una de aquellas noches el algoritmo me llevó a una serie de videos impensables.

La pantalla del celular aparecía en negro y de la nada un zumbido te hipnotizaba hasta dejarte sin parpadear adentrándote en la imagen. Dos seres enmascarados aparecían caminando en un bosque con neblina y árboles secos. Aparte del zumbido no había otro sonido en el video, en la pantalla comenzaron a salir descripciones sobre lo que estaba pasando. Había sido guiado al tiktok de asesinos.

Me perturbé al instante de ir leyendo la introducción de la siguiente serie de videos, al parecer todo aquello que seguí y di like me llevó a mis más reprimidos deseos.

Mi cuenta había sido seleccionada para convertirme en un alma fría, había llenado cada aspecto de los algoritmos hasta llegar ahí. Ellos me conocían más de lo que yo hubiese deseado.

Y sí, así fue como comenzó mi trayecto.




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Gris Facebook Icono
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.