• La Chica Llamada Cuervo

Humo

Esta mañana el dolor de cabeza era insoportable.

Había dejado en mi almohada todos los residuos de quién solía ser yo, al levantarme la vi húmeda, con mechones completos de cabello y pequeñas manchas rojas de sangre seca. Me vi en el espejo, mi cuerpo se había consumido a un saco de piel cubriendo los huesos.

¿Eso soy ahora? ¿Un recuerdo mal procesado de quien solía ser?

Pasé una mano por mi cabeza y una gran parte de mi cabello se quedó ahí. Estaba húmedo, olía a sangre, olía a mí.

Tuve ganas de gritar, pero la acción de abrir la boca me lastimaba más y el dolor me estaba llevando a la locura, así que cerré los ojos, me tallé los párpados mientras sentía las pestañas caerse y mi piel seca arrugarse al tacto. Me estaba desvaneciendo.


En la noche visité el infierno


Esa idea me invadía la mente de tal forma que no podía pensar en nada más...


En la noche visité el infierno y lo traje conmigo...


Me acosté en la cama cubriendo mi cuerpo con las cobijas, tal vez era sólo un sueño, una pesadilla tan horrible que se sentía real, pero no podía despertar de ella. De nuevo el dolor, esa sensación que jamás pasa desapercibida, siempre grita dentro de tus oídos haciéndose notar y pidiendo toda tu atención. Coloqué las yemas de mis dedos en mis sienes y sentí cómo con la presión hundían mi cráneo como si fuera de plastilina. De mi boca comenzó a salir un humo negro que llenó toda la habitación.


Todo el interior de mi cuerpo era humo, por fin, todas esas ideas que me persiguieron toda la vida, esos comentarios sobre acabar mi vida, sobre dormir eternamente, se hicieron humo dentro de mí, me llenaron los pulmones poco a poco envenenándome, hasta que llegué al día de hoy en el que soy esa idea, ese recuerdo de lo que se sentía estar viva.


Aquí sigo, debajo de las sábanas, cubierta en humo negro y con un hilo de pelo negro ensangrentado sobre mi cráneo ya deforme, esperando la muerte que no llega, sólo pasea alrededor de mi cama, se ríe de mi aspecto y en ocasiones se lleva un poco de mi dolor para recordarme que sigo viva.

¿Qué quiere la muerte de los vivos? si ella lo tiene todo...





Entradas destacadas