Un viaje a los sueños

Llevaba muchas noches soñando con la misma casa; soñaba que manejaba hasta allá y me perdía, a lado de la casa había un pequeño pasillo donde ya no podía pasar con el coche y sabía que si me arriesgaba corría el riesgo de quedarme atrapada ahí.

En el sueño siempre rodeaba la casa porque tenía miedo de encontrarme a la gente que vive dentro de ella, sin embargo, en algunas ocasiones, desde mi coche llegué a ver dentro de las ventanas. Veía a una mamá cocinando, a una familia celebrando una boda, veía cómo se iban haciendo más y más integrantes de la familia.

Después de esto casi siempre despertaba, pero conforme iban avanzando las noche iba conociendo más partes de la casa y de la calle que la rodeaba. Cada vez la angustia crecía más ya que me imaginaba atrapada ahí, que se oscurecía y no tenía a dónde ir y al único lugar al que podía entrar a pedir ayuda era ahí, a la casa.

La noche de ayer por fin entré a la casa en mi sueño, pasé con mi coche hasta el jardín y en cuanto descubrí que estaba dentro salí corriendo. Como había pasado antes, me perdí entre los callejones y me volví a sentir atrapada en un lugar inseguro, pero esta vez decidí afrontarlo. Volví a la casa y lo vi ahí, era la viva imagen de mi pasado, él era toda la culpa que he cargado por años y todas esas dudas de si alguna vez en medio de la angustia realmente fui feliz o no. Lo vi y por primera vez en tantas noche pude regresar unos años sin sentir miedo, sin sentir que el estómago se me rompía en trozos, estaba ahí, consciente de todo y lista para afrontarlo.

En el sueño, volví a entrar a mi coche y me alejé de ahí. Me sentía tranquila de volver a sentirlo, de volver a sentirme feliz y de saber que todo eso se quedó ahí, en una casa que no me puede hacer daño.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.