Sin lugar ni fecha

La eternidad es el instante. La realidad funciona fuera del tiempo y la vida transcurre en los sueños alimentados de esperanza. Así transcurre la vida: soñando. Las reglas de los hombres no comulgan con la realidad de lo invisible, con lo que gobierna la vida.

Sostuvo mi mano en silencio. Las miradas que no puedo recordar… El tiempo nos llena de dudas, de incertidumbre y los deseos insaciables…

¿Nos volveremos a ver?

Fui puro sentimiento. La piel… el pecho… la razón olvidada. La sensación sutil de su piel tocando mi piel… los abrazos… de sus manos…

Atte: Señora V

Entradas destacadas