El Monstruo está creciendo

Escribo esto sabiendo que el Cuervo lo está leyendo, sé que no hay cómo escaparme de él y que ya no guardo secretos.

Antes podía tener pensamientos propios, antes me permitía soñar sola, pero ahora ya no existe esa posibilidad, ya nos hemos unido tanto que no puedo pensar sin sentir su oscuridad rodeándome y ya me cansé de pelar, así que Cuervo: soy tuya.

Te lo digo en voz alta, con sangre en mis labios, te lo digo por escrito con las manos cansadas y te lo digo con mi cuerpo, repleto de bacterias que crecen y me enferman, hoy me doy por vencida, todo esto que soy yo ya es tuyo, esto ya eres tú también.

Te entrego mi ser cómo es ahora, con todo lo que ha sido, esperando que lo conviertas en algo mejor, en algo fuerte. Espero que el monstruo nunca deje de crecer, que algún día no quepa en este mundo y rompa todas las paredes, que su voz sea tan fuerte que no puedan volver a callarlo, entonces estaré muy orgullosa de lo que mi cuerpo pudo hacer y sabré que ese gigante de plumas negras que devora la tierra soy yo y entonces podré estar en paz.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.