Las mejores películas de vampiros (parte 3)

11. The Lost Boys, de Joel Schumacher

Esta es una de esas películas de terror ochentero que se ha convertido en una obligación para ver. Si quieres volverte un experto en películas de vampiros habrá que comenzar por The Lost boys. A mí me encanta porque me parece muy creativa: vampiros vándalos, moteros, con un look demasiado ochentero y que aparte de todo duermen como murciélagos, sí, de cabeza. Y su música es un plus.

Michael y Sam son dos jóvenes que llegan a Santa Clara con su madre. Michael se encapricha de una joven bonita en un concierto a quien ve irse en una moto con un grupo de moteros, la sigue una noche y el líder de la banda se enfrenta a él, lo desafía a una carrera en motos. Luego de casi matarse en sus motos y de agarrarse a golpes, el líder de la banda, David, ve cierto potencial en él y lo invita a unírseles. Pero Michael nunca se imaginó las verdaderas consecuencias de aceptarle. Cuando Michael se transforma en vampiro y desaparece Sam se mueve para buscar a su hermano y traerlo de vuelta, internándose así en el mundo de dichos vándalos vampiros.

Es sin duda una película que no hay que perderse.

12. Shadow of the Vampire, de E. Elias Merhige

Es una historia ficticia basada en el rodaje de Nosferatu, eine Symphonie des Grauens de 1922, donde el director está tan decidido a filmar la película más auténtica nunca antes vista que contrata a un vampiro real. Por mantenerlo como su principal estrella hace todo lo que este le pide, pero llega un punto en que no puede continuar así, finalmente es un vampiro y no tiene intenciones de seguir “el trato” sin obtener una ganancia inmediata.

A parte de homenajear a Nosferatu de manera muy original, esta película tiene una muy buena fotografía. John Malkovich y Willem Dafoe hacen un excelente trabajo.

13. Fright Night, de Tom Holland

Esta es otra de esas películas ochenteras de terror que me encantan. Fright Night también debería ser obligatoria. Es una comedia de terror para adolescentes que es perfecta para una tarde de palomitas y cobijita.

Después de discutir con su novia, Charley mira por la ventana de su habitación y descubre a su vecino asesinando a una mujer, más bien bebiéndosela. Comprueba al día siguiente que no fue su imaginación cuando ve al compañero de su vecino deshaciéndose de lo que parece un cadáver. Se obsesiona con la idea y comienza a investigar; tal es la obsesión que incluso involucra al actor del programa de televisión Fright Night para que le ayude a asesinar al vampiro, así que dicho vampiro deberá deshacerse de Charley y sus amigos.

14. Martin, de George A. Romero

Es cierto que se nota desde la primera escena que está rodada con bajo presupuesto, pero eso no le quita el encanto que tiene. George A. Romero es otro de mis directores favoritos, así me encontré con esta película, me he visto casi todas sus películas. No me esperaba que Martin fuera a gustarme tanto. Me encanta que Martin no tenga colmillos y deba utilizar navajas y sedantes para poder abastecerse de sangre. Él es un joven que viaja a Braddock, Pennsylvania para vivir con su supersticioso tío abuelo quien lo trata con cruces y ajos. Aunque Martin se burla de él su tío no se da por vencido en sus intentos de incluso exorcizarlo con tal de que no le haga daño a él y su hija; le advierte que si asesina a alguien del pueblo lo matará. Martin busca sangre entre los ladrones y drogadictos, pero tiene una debilidad por las jóvenes bonitas a quienes seda para poder beber su sangre.

15. El vampiro, de Fernando Méndez

Una joven viaja al pueblo de Los Sicomoros, México, para ver a su tía que se encuentra muy enferma, pero en el lugar ya no queda nadie que la pueda llevar, así que un visitante se ofrece a acompañarla para que no vaya sola. Cuando llega se entera de que su tía ha fallecido y ya ha sido incluso enterrada. Deprimida se va a su habitación para descansar, pero recibe la visita de un elegante hombre que le muerde el cuello. Al día siguiente su otra tía le presenta a un vecino que desea comprar la casa y se da cuenta de que es el hombre que la “besó” la noche pasada. Comienza a sospechar de él y de su tía, quien se ve mucho más joven de lo que debería.

A esta película, y La invasión de los vampiros, de Miguel Morayta, les debo el gusto por las películas de vampiros. Me inicié con estas dos cuando era niña y veía películas de terror en el Canal 5 o el Canal 9 (de México).

El Vampiro, de Fernando Méndez es una excelente película de culto mexicana que veo una y otra vez sin cansarme. Por supuesto, la recomiendo mucho y así también El ataúd del vampiro, que si bien no es tan buena como la primera sí que es una buena opción para pasar un rato agradable.

Atrévanse a comentarnos sus películas favoritas de vampiros, sabemos que no tienen miedo, ¿o sí?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
  • Facebook icono social
  • Twitter - círculo blanco
  • Icono social Instagram

Av Constituyentes 354, Panteón Civíl de Dolores, 11100 Ciudad de México, CDMX

© 2023 por Rigor Mortis.

Las ilustraciones de este sitio pertenecen a sus autores.